Las discapacidades del desarrollo

Back to top

Aspectos generales

Las discapacidades del desarrollo como el autismo, la parálisis cerebral, el síndrome de Down y otras discapacidades cognitivas presentan retos a la hora de realizar las actividades diarias, en especial las de cuidado personal. Las personas con estas discapacidades pueden necesitar ayuda adicional para lograr y mantener una buena salud, lo que incluye la salud oral. Por lo general, para lograr y mantener una buena salud oral, las personas con discapacidades del desarrollo leves o moderadas requieren un enfoque especial para el cuidado dental.

Problemas de salud:

  • Las capacidades mentales variarán de una persona a otra y pueden tener un impacto sobre cuan bien la persona pueda seguir las instrucciones en el consultorio del dentista o en la casa.
  • Los problemas de comportamiento pueden complicar el cuidado de la salud oral. Por ejemplo, la ansiedad causada por una discapacidad del desarrollo puede hacer que la persona no coopere.
  • Los problemas de movilidad pueden requerir que la persona utilice una silla de ruedas o un andador para desplazarse. Es posible que haya que hacer arreglos especiales para que el paciente pueda tener acceso al consultorio dental o al sillón dental. Además, puede ser necesario ayudar al paciente a moverse de un lugar a otro. Quizás se requiera más tiempo para las consultas.
  • Los problemas neuromusculares pueden afectar la boca. Algunas personas con discapacidades tienen los músculos de masticación rígidos o flácidos todo el tiempo, o tienen problemas de babeo, de arcadas y de deglución que complican el cuidado oral.
  • Los movimientos incontrolados del cuerpo pueden comprometer la seguridad y la capacidad de proveer el cuidado oral.
  • Los trastornos cardíacos, en particular el prolapso de la válvula mitral y el daño a las válvulas cardíacas, son frecuentes en las personas con discapacidades del desarrollo como el síndrome de Down. Consulte con un cardiólogo para determinar si la persona debe tomar antibióticos antes recibir tratamiento.
  • El reflujo gastroesofágico algunas veces afecta a las personas con trastornos del sistema nervioso central, como la parálisis cerebral. Los dientes pueden estar sensibles o mostrar señales de erosión.
  • Las convulsiones acompañan a muchas de las discapacidades del desarrollo. Los pacientes pueden partirse los dientes o morderse la lengua o las mejillas durante una convulsión.
  • Las discapacidades visuales y la pérdida de la audición y la sordera también pueden estar presentes en las personas con discapacidades del desarrollo.
  • Las alergias al látex pueden ser más frecuentes en las personas con discapacidades del desarrollo.

Problemas de la salud oral:

  • La caries dental es frecuente en las personas con discapacidades del desarrollo.
  • La enfermedad periodontal (de las encías) se presenta con más frecuencia y a una edad más temprana en las personas con discapacidades del desarrollo. La dificultad para cepillarse los dientes y pasarse la seda dental de una manera eficaz podría ser un obstáculo para el tratamiento y los resultados exitosos.
  • La maloclusión ocurre en muchas personas con discapacidades del desarrollo, lo que puede hacer que masticar y hablar sea difícil, así como aumentar el riesgo de enfermedad periodontal (de las encías), caries y traumatismo oral.
  • Los hábitos perjudiciales para la boca, como rechinar y apretar los dientes, retener la comida en la boca sin tragarla, respirar por la boca y empujar los dientes con la lengua, pueden ser un problema para las personas con discapacidades del desarrollo.
  • Las malformaciones en la boca pueden causar defectos en el esmalte, una línea labial alta con sequedad de las encías y variaciones en la cantidad, el tamaño y la forma de los dientes.
  • El retraso en la erupción de los dientes puede ocurrir en los niños con discapacidades del desarrollo, como el síndrome de Down. Los niños podrían no tener su primer diente de leche sino hasta los 2 años de edad.
  • Los traumatismos y las lesiones en la boca pueden ocurrirle a las personas con trastornos convulsivos o parálisis cerebral debido a caídas o accidentes.
Back to top

Consejos útiles

PARA LOS CUIDADORES

Cuidar a una persona con una discapacidad del desarrollo requiere paciencia y destreza. Usted, como cuidador, lo sabe tan bien como cualquier otra persona. También sabe el reto que significa ayudar a esa persona con el cuidado de la salud oral. Requiere planificación, tiempo y habilidad para manejar los problemas físicos, mentales y de comportamiento. El cuidado oral no siempre es fácil, pero usted puede hacerlo de manera que funcione para usted y para la persona que cuida.

  • Cepillarse todos los días. Dependiendo de si la persona que cuida puede cepillarse los dientes o no, tal vez sea necesario que usted tenga que lavárselos o modificar el cepillo de dientes para acomodarlo a las limitaciones físicas de la persona para permitirle que se cepille los dientes por sí sola.
  • Usar la seda dental con regularidad. El uso de la seda dental le puede parecer un gran reto a algunas personas con discapacidades del desarrollo. Podría ser que usted tenga que pasarle la seda dental a la persona que cuida, u obtener productos que ayuden a la persona a hacerlo, por ejemplo, un porta seda dental o un palillo que ya venga con la seda dental integrada.     
  • Ir al consultorio del dentista con frecuencia. Las limpiezas profesionales son un elemento importante para mantener una buena salud oral. Puede tomarle tiempo a la persona que usted cuida sentirse cómoda en el consultorio del dentista. Una visita para conocer el consultorio sin que le hagan ningún tratamiento podría ayudarle a familiarizarse con el consultorio y con la rutina que se sigue durante un examen antes de una consulta real.

PARA LOS PROFESIONALES DENTALES

Prestar servicios de cuidado oral a los pacientes con discapacidades del desarrollo requiere la adaptación de las destrezas que usted usa todos los días. La mayoría de las personas con discapacidades del desarrollo se pueden tratar con éxito en un consultorio de odontología general.

Como profesional dental, usted también necesita estar consciente de los retos especiales –conductuales, físicos y cognitivos– que alguien que llegue al consultorio con discapacidades del desarrollo pueda tener. Aprender destrezas y técnicas apropiadas para cumplir con las necesidades especiales de salud oral de las personas con discapacidades del desarrollo le ayudará a tener éxito a la hora de brindarle atención a estos pacientes.

A continuación, le damos algunos consejos generales para ayudarle a ajustarse a las necesidades especiales de cuidado de salud oral de las personas con discapacidades del desarrollo.

  • Determine las capacidades mentales y las destrezas de comunicación de su paciente. Hable con el paciente y sus cuidadores sobre cómo las habilidades del paciente podrían afectar el cuidado de la salud oral. Sea receptivo a sus sugerencias e ideas sobre cómo hacer la experiencia exitosa.
  • Prepare el escenario para una consulta exitosa. Involucre a todo el equipo, desde el personal de la recepción hasta el asistente dental.
  • Observe si hay manifestaciones físicas de discapacidades. ¿Cómo se mueve el paciente? Busque cualquier reto que pueda tener, como movimientos del cuerpo incontrolados o problemas para sentarse en el sillón del dentista.
  • Pregunte si el paciente es alérgico al látex antes de comenzar el tratamiento. Las alergias al látex pueden ser potencialmente mortales.
Back to top

Recursos adicionales

  • MedlinePlus en español: Trastornos del desarrollo

    Recopilación de enlaces de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos a organizaciones gubernamentales, profesionales y sin fines de lucro o voluntarias con información sobre los trastornos del desarrollo.  

Back to top
Última revisión
julio 2018